DE COUCHSURFING POR POLONIA

Aunque los que me seguís ya habréis leído algo sobre esto, os lo quiero explicar con todos los detalles y anécdotas a ver si os convence de lo genial que es esta experiencia!

Nosotros 4 tuvimos la suerte de encontrar a mucha gente maravillosa, por lo que tuvimos la suerte de poder alojarnos en dos cases diferentes, de dos ciudades diferentes. Al llegar al aeropuerto estaba esperándolos Michael, que nos llevo hasta su apartamento universitario de 40m2 que se encontraba en la zona comunista de Cracovia en el que pasamos la primera y la segunda noche. Ambas noches nos juntamos todos para poner música, jugar, hablar de todo lo que habíamos hecho y él al vivir allí desde pequeño, nos contó cuales eran los mejores lugares para comer, visitar y sobretodo, a aclararnos con el transporte público, que para mi era una gran odisea.

Lo mejor de estas noches era que nosotros le contábamos coses de nuestros países y él nos contaba muchísimas coses sobre la cultura polaca, por lo que había un intercambio cultural imposible de conseguir en un hotel de cinco estrellas. y al llegar la madrugada no tocó organizarnos para dormir, teniendo en cuenta que éramos seis, y solo había una cama, así que el suelo y los sofás se convirtieron en nuestros colchones, aunque las espaldas aguantaron y no era ningún problema.img_20161124_155708

Después de estos tres días nos fuimos a Kielce, donde pasamos otras dos noches y no acogió la maravillosa mujer, Ola, y su preciosa hija pequeña, esta casa era muuuuy acogedora, llena de madera y estufitas y alfombras, la primera noche aquí estábamos reventados y solo nos dio para cotillear un poquito y de nuevo dormir todos en el salón con colchones. En cambio la segunda, nos preparó una cena cultural y trajo a muchísimos amigos, en la mesa solo había comida típica del país, muchas sopas y platós calentitos y mucho vino para entrar en calor, que hacía falta. Desde luego que si algo me impresionó era el poco jaleo que armaban en comparación a los españoles, y se pasaban la noche haciendo juegos, desde luego que esta noche fue inolvidable y alojarnos en estas casas nos hacía sentirnos como si lleváramos toda la vida viviendo aquí.img-20161127-wa0055

Finalmente a la mañana siguiente preparamos unas tortitas con mermeladas y toppings típicos del país y nos tuvimos que marchar, de nuevo, al piso del barrio comunista de os primeros días. Otra cosa buena de quedarte en casa de gente cojonuda es que también nos hicieron de guía, tanto en Kielce, como en Cracòvia, y durante dos mañanas diferentes nos llevaron a sus sitios favoritos de la Ciudad, bares baratos y buenos y a los mejores pubs.

Por lo tanto os recomiendo muchísimo que os atrevais a viajar realizando couchsurfing, desde luego que te ahorres el dinero el lo menos importante, pero el pasarte estos días conociendo a mucha gente que vive en la Ciudad, que te aloja en sus casas y que te lleva a conocer sus lugares diferentes y que tu a ellos también le aportes cosas es para mí una de las formes más bonitas y que más te aportan como viajero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s